17 de marzo de 2009

La cocina Solar

En esta época de crisis tanto económica como ecológica, donde el ahorrar puede suponer un bien para nuestro bolsillo y un bien para el planeta, es interesante que conozcamos una alternativa a los fogones normales y corrientes, de gas o eléctricos, podemos interesarnos por conocer o experimentar con los hornos o las cocinas solares.


Existen varios tipos de cocinas solares en el mercado, de concentración o caja, pero puede divertido construirnos nosotros mismos un horno solar simplemente con unas cajas de cartón, papel de aluminio, goma y vidrio o plástico.


Las cocinas solares funcionan por distintos principios fundamentales como son, el efecto invernadero, reflector, conducción, radiación, convención, almacenaje de calor, entre otros.


Por supuesto tiene algunos inconvenientes, de necesita más tiempo para la cocción de los alimentos, en días sin sol o de mucho frío, no se puede cocinar y estamos trabajando con temperaturas muy elevadas, pero las ventajas y los pros superan a los contra, son de sencillo manejo, son totalmente ecológicas, no gastan ni electricidad ni combustible, por lo que potenciamos el de energías renovables, son fáciles de construir o baratas de comprar y en países sin recursos pueden ayudar enormemente al sustento de las familias.
Es importante saber que se cocina de forma distinto, todo el mundo sabe hacer una tortilla de patatas con cebolla en fuego ordinario, aquí tenéis un ejemplo de cómo se cocina la misma tortilla en una cocina solar parabólica.

Ingredientes

500 g de patatas
5 huevos
2 o 3 cebollas
1 diente de ajo
sal y pimienta al gusto
aceite de oliva

Elaboración

Llevar agua a ebullición en la olla solar y añadirle sal. Cocer las patatas hasta que estén suaves, retirarlas y dejarlas enfriar, para luego pelarlas y cortarlas en trozos pequeños. Mientras tanto, picar las cebollas y el ajo, y sofreírlos en el aceite de oliva hasta que estén transparentes. Batir los huevos aparte y añadirles la cebolla, el ajo y las patatas cocidas.Condimentar al gusto y colocar en una sartén profunda en la cocina solar (la sartén de hierro fundido es la más adecuada). Cocer lentamente la tortilla, separándola del borde con cuidado. Para darle la vuelta, conviene sacudirla suavemente para despegarla y deslizarla sobre un plato o la tapa de una olla. Se voltea para colocarla de nuevo sobre la sartén para freírla por el otro lado.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada